El SEO no es una ciencia exacta. Esto se hace evidente cuando se intenta integrar tanto SEO como el branding en una estrategia. Este proceso de incorporación del Branding y SEO en una Empresa es meticuloso, por un lado, el SEO se ocupa de la colocación de palabras clave y frases. Por otro lado, el branding se ocupa de la lealtad y la cultura de la empresa. La incorporación de ambas partes opaca su protagonismo. Pero la eliminación de uno o el otro pueden no cumplir con todos los objetivos estratégicos de marketing.

Una vez más, hay que destacar que el SEO es una serie de directrices, más que una ciencia exacta. Habiendo dicho eso, la recomendación siguiente se puede utilizar para satisfacer a ambas partes de la ecuación. En general, las palabras clave y frases (es decir, SEO) deben seguir siendo el foco de cualquier empresa en fase inicial, mientras que la incorporación del branding debería aparecer más tarde en la evolución. Esto es simplemente una declaración de carácter general y no debe ser tomado literalmente.

El razonamiento es bastante sencillo. Al principio, nadie sabe el nombre de su empresa, pero tal vez estén buscando sus productos o servicios. En otras palabras, desea orientar palabras clave y frases que se centren alrededor de su oferta en lugar de su empresa. A medida que construye lealtad y credibilidad, la marca se hace más importante. Es en este punto que es posible que desee incorporar mensajería corporativa para fortalecer la relación con los clientes e infundir confianza en su marca.

Una última reflexión sobre la marca: si un buscador escribe el nombre de su empresa, es probable que encuentre su sitio web de todos modos. Esto se debe principalmente a anclar texto y back-links. Por lo tanto, la optimización para el nombre de la empresa es más bien insignificante en la mayoría de los casos.